¿Cuánto cloro necesita mi piscina?

 

Es por todos conocida la utilización del cloro para mantener sanitizada el agua de las piscinas, y hasta el día de hoy es el procedimiento más popular que logra que piscinas públicas y privadas conserven el agua en buenas condiciones y además evitar su derroche.

 

En primer lugar habrá que medir el nivel de cloro y a partir de ahí añadir el que sea necesario según el volumen de agua que tenga. El volumen de la piscina se calcula multiplicando largo por ancho por profundidad media.

¿Cómo dosificar el cloro en las piscinas para mantenerla limpia?

Según el tipo de cloro será necesaria más o menos cantidad de éste;

  • Cloro líquido: El Hipoclorito de Sodio actúa de forma más inmediata que el resto aunque se evapora con más rapidez. Serán necesarios 50cc. por cada 1.000 litros de agua (1 metro cúbico) .

  • Cloro en tabletas: es más lento y es necesario colocar las pastillas dentro de boyas ya que decolora la pintura. Dosificación de 400 gr. por cada 10.000 litros de agua.

  • Cloro granulado: debido a la lenta disolución de éste en el agua, la concentración del cloro es constante y dura más a lo largo del tiempo. Su dosificación es de 10 grs. por cada 10.000 lts. de agua.

Las cantidades de cloro empleadas en nuestra piscina se deben seleccionar con total responsabilidad y conocimiento de lo que estamos haciendo. Un exceso de dosis de este producto, al igual que su ausencia, es perjudicial para el mantenimiento del agua y de los propios bañistas.


 

El nivel de cloro en la piscina debe ser controlado periódicamente por medio de un medidor de cloro y debe encontrarse entre 1 y 1,5 ppm. Si se encuentra debajo de esta medida o si la piscina hace tiempo que no se mantiene o acabas de llenarla, se debe hacer un tratamiento de shock para nivelarlo. será necesario ajustar el pH y añadir 20 gr. de cloro de acción rápida por cada m3 de agua. 

En ciertas oportunidades se hace necesario reforzar la dosis de cloro, duplicándola. Esto se realiza cuando hay muchos bañistas, más aún si se trata de niños, después de lluvias o si el calor fue muy intenso, ya que las altas temperaturas permiten que el cloro se evapore con mayor rapidez.

Si el tratamiento del agua con cloro se realiza con seriedad y en forma responsable, lo mismo con la utilización de los demás productos complementarios, como los alguicidas, y las renovaciones periódicas por la realización de la limpieza del barre fondo, el agua se puede mantener en perfectas condiciones, sin tener necesidad de cambiarla de un año a otro.

Pool Bottom Cleaner